La Casa de Bernarda Alba (Federico García Lorca)

Hay que recalcar la mezcla característica de Lorca de los personajes. Por un lado son esteriotipos, ya que representan una figura. Pero también tienen detrás su historia, sus sentimientos. Resaltar solamente que aparecen mujeres, pues es un drama sobre ellas.

La casa de Bernarda Alba

 

Aparecen una enorme cantidad de temas que Lorca critica duramente:

Destino trágico: Adela ha querido rebelarse contra el orden establecido y lo ha pagado con su vida.

Opresión de la mujer: Al igual que los gitanos en El Romancero, Lorca siente compasión con los seres desvalidos, oprimidos por la sociedad y se identifica con ellos.

Moral conservadora: Obsesión por la virginidad de la mujer, la religión, el «qué dirán»???

Clasismo: La sociedad está claramente jerarquizada, se muestra sobre todo en la relación que mantienen la Poncia y Bernarda quienes, pese a conocerse de media vida, la una sirviendo a la otra, y tratarse de igual a igual en algunos fragmentos de la obra, en otros Bernarda hace valer su calidad de ama y hace bajar la cabeza a su criada.

Las apariencias: Como todo lo demás, Bernarda es el máximo exponente de este afán negativo por aparentar. Además, los frecuentes comentarios sobre las vidas de los personajes externos a la casa, las referencias a la biografía de la Poncia, delatan éste como otro de los temas principales.

Autoritarismo: Cruel e irracional despotismo de Bernarda. De hecho, el papel de Bernarda ha sido interpretado por hombres para darle mayor dureza a este aspecto. La masculinización de Bernarda se vincula a su símbolo de poder: su bastón.

Escrito por: Jone Arana Arrinda, colaboradora habitual de pedagogia.es

1 comentario

  1. agradezco de corazòn enviarme las herramientas para abordaje de este tema para la tesis comunitaria

Deja un comentario