• Los deberes escolares (II)

    Como ya comentamos en la edición anterior de Los deberes escolares I, éstos son realmente importantes para los estudios tanto primaria, secundaria y también la ESO. Por tanto, acontinuación comentamos algunos aspectos de los mismos que dejamos pendientes en el artículo anterior.

    ¿Qué cantidad de deberes se debe esperar?

    La cantidad de deberes varía mucho según la escuela y, a menudo, según el maestro. En general, los niños de la escuela primaria tienen aproximadamente 10 minutos de deberes para cada curso. Conforme van avanzando en los curso este volumen se incrementa naturalmente.

    Imagen de escolar haciendo deberes

    Imagen de escolar haciendo deberes

    ¿Cuándo hacer los deberes?

    Es recomendable que los niños hagan los deberes y estudien como parte de la rutina diaria. Es una buena idea reservar un tiempo de estudio programado y regular para que realicen sus deberes. Los niños más pequeños que pueden no tener deberes todos los días, tienen que tener aún así un tiempo de estudio diario. Pueden utilizar este tiempo para actividades relacionadas que les ayuden a practicar sus conocimientos académicos, como por ejemplo lectura y escritura.

    No se puede determinar una hora fija para hacer los deberes para todos los niños. Algunos niños conservan sus energías y están preparados para continuar aprendiendo cuando regresan a la casa del colegio. Otros están cansados y necesitan descansar. Es muy importante que se establezca un tiempo programado todos los días para que hagan los deberes y estudien.

    ¿Cuándo es necesario ayudarles?

    Muchos padres tienen dificultad al decidir en qué medida deben brindar ayuda a sus hijos con los deberes. Es fácil concentrarse en la meta de que sólo se haga la tarea, dejando de lado metas a largo plazo como desarrollar hábitos de estudio independiente. En general, es responsabilidad de los niños saber cuáles son sus tareas así como tener todos los materiales que necesitan para completar las tareas, hacerlas con mínima o nada de ayuda, y devolverlas a tiempo.

    A menudo los padres suelen caer en la trampa de asumir más responsabilidades de las que deben por los deberes escolares de sus hijos. Cuando los niños comienzan a traer tareas a casa, es muy importante y razonable darles el aliento necesario. Suelen necesitar que alguien se siente cerca mientras los niños hacen los deberes para que sientan su presencia y apoyo. Podrían necesitar su ayuda con ciertas partes de la tarea, o incluso, de su participación (como escucharlos mientras leen en voz alta). Pero los deberes son para los niños, no para los padres.

    • Busque lo positivo y evite las críticas. La frustración de los niños sólo aumentará si cuando tienen un momento difícil, se continúa señalando sus defectos. Una declaración del tipo “Deberías ser capaz de hacer esto solo a estas alturas” podría convertir rápidamente una sesión de deberes escolares en una zona de guerra.
    • Atento a la trampa “Así no es cómo lo hace mi maestro Aprender a pedir ayuda cuando está confundido o no entiende es una habilidad importante.
    • Revisar los deberes está bien. Revisar los deberes es una manera sencilla de demostrar que está interesado en saber cómo marchan las cosas. Revisar que el trabajo esté completo, no que esté correcto.

    Escrito por: Jone Arana Arrinda, colaboradora habitual de pedagogia.es

    admin @ Domingo, 28 de septiembre de 2008

  • 13 Respuestas

    WP_Modern_Notepad

    Leave a Comment

    Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.